Consejos para cambiar las tuberías

Un arreglo de fontanería probablemente sea una de las reformas más difíciles de realizar, ya que para evitar situaciones peligrosas se deben cumplir las normas de arquitecturas que están establecidas, además de que es posible que existan normativas locales que pueden ser incluso más estrictas. Por todo ello es conveniente informarse correctamente sobre los permisos que son necesarios para evitar problemas una vez se ha comenzado con la obra. Todos los fontaneros profesionales de la fontaneria Tres Cantos conocen esta normativa, pero si vas a hacer el arreglo por ti mismo, hay que tener en cuenta ciertos consejos. Toma nota.

Normativas comunes

Lo primero que hay que hacer es ventilar muy bien la habitación ya que si no el trabajo se va a llevar a cabo más lentamente y puede resultar incluso peligroso puesto que las tuberías sueltan gases tóxicos por toda la casa en ocasiones.

Se debe elegir el tamaño adecuado de las tuberías para desagües, líneas de suministro y rejillas de ventilación, pero además hay que elegir el material correcto. La mayor parte de los inspectores aceptan tuberías de cobre para la instalación de las líneas de suministro y de PVC para las de drenaje.

Para que la presión sea la adecuada será necesario que cambies la válvula de cierre por una de paso completo para que fluya el agua correctamente. Si es muy baja la presión, puede que sea necesaria una bomba de refuerzo. Si es demasiado alta, se puede instalar una válvula de presión reductora.

Ninguna instalación de fontanería tiene que afectar nunca a la estructura de la vivienda, es más, puede que sea necesario reforzar las vigas que se hayan cortado para acomodar las tuberías. Para evitar fugas hay que colocar en las juntas dela tubería masilla y placas de protección.

Se recomienda usar masilla de color púrpura para unir las tuberías que sean de PVC ya que así, si la obra tiene que pasar una inspección, se puede ver si la unión se ha realizado correctamente y que no hay ningún peligro de fugas.

Comprueba que usas los accesorios especiales de drenaje como por ejemplo una tubería curva para que las aguas residuales fluyan sin ningún problema. Si hay que acomodar alguna tubería entre las vigas de la pared, habrá que hacer agujeros a diferentes alturas para que el el tubo se quede inclinado y el agua pueda bajar de manera correcta.

Cuando hayas colocado las tuberías comprueba que no haya ninguna fuga ya que podría ocasionarte graves problemas en las paredes de humedad.

Las tuberías de compresión, las bocas de limpieza y las válvulas no tienen que quedar dentro del suelo ni de las paredes, ya que es posible que necesites en un futuro trabajar con ellas. Puedes instalar cerca de la ducha un panel de acceso.

Usa piezas de ensamblaje que sean adecuadas ya que de lo contrario podría estropearse la unción. Si tu vivienda tiene tuberías antiguas todavía y la presión es demasiado baja, seguramente tengas que sustituirlas por tuberías nuevas que cumplan toda la normativa para que tengan la suficiente presión.

En electrodomésticos como la lavadora, son necesarios los descargadores de agua. Aparte de la válvula de cierre principal, ciertas normativas exigen que haya otra válvula de cierra en alguna otra parte de la vivienda, así por ejemplo, cada inodoro tiene que tener una válvula de cierre individual.

Esperamos que estos consejos te sean útiles si necesitas cambiar en tu casa una tubería, de cualquier forma es necesario tener los conocimientos necesarios para poder hacerlo y tener en cuenta la normativa local y nacional.